26Abr

Me duele el oído, mamá

El dolor de oído es sorprendentemente frecuente en niños. Casi todos los menores de tres años lo han sufrido en alguna ocasión. En muchos casos la molestia puede ser debida a una infección de oído en la parte media, conocida como otitis media. Estas infecciones normalmente están provocadas por gérmenes, que hacen que se acumule líquido y se infecte el mismo, lo que a su vez resulta en dolor.

Factores de riesgo

Durante la infancia, las Trompas de Eustaquio, el tubo fino que conecta la nariz con el oído, es muy pequeño por lo que puede obstruirse ante cualquier alergia o catarro. Por otro lado, el hecho de que el sistema inmunitario en los niños no esté desarrollado igual que en un adulto también les hace más propensos a padecer estas patologías con más frecuencia. El contacto con otros niños en la guardería es una de las principales causas.

Estas infecciones aparte de provocar dolor, pueden desembocar en fiebre y problemas auditivos severos, pero todo ello tiene fácil solución si se acude a un especialista. El médico, a través del otoscopio examinará en profundidad el interior del oído y si detecta infección recetará el medicamento adecuado, evitando así el uso de antibióticos innecesarios, y en breve el paciente se empezará a encontrar mejor.
En cualquier caso, cuando un niño tiene infecciones de oído crónicas o con demasiada frecuencia es posible que necesite algunas pruebas, como una audiometría, que mide la audición, o una timpanometría, que determina si el tímpano cumple su función con normalidad. Algunas de las recomendaciones para no incurrir en estos problemas son evitar los ambientes con mucho humo o cuidar la higiene diaria, lo que se consigue lavándose las manos frecuentemente, e intentando no tocarse nariz y ojos.

En Alain Afflelou Audiólogo contamos con servicios de audiología avanzada infantil. ¡Consúltanos!

ABOUT THE AUTHOR

Enrique

Leave A Comment