25Ene

¿Cómo detectar anomalías?

La mayoría de los casos de pérdida auditiva se diagnostican demasiado tarde y en consecuencia, la pérdida se ha convertido en una problemática mayor. El principal motivo por el cual la mayoría de las personas no detecta su pérdida auditiva a tiempo, es que ésta se produce de forma gradual.

Es de vital importancia mantenerse alerta, en primer lugar para poner los medios antes de que vaya a más, y en segundo porque así, se facilita la adaptación de las ayudas auditivas.

Pero ¿cómo podemos detectar que estamos sufriendo pérdida auditiva? No es fácil, pero nuestras actitudes ante ciertos automatismos cotidianos nos alertan y disparan las alarmas.

Estos son algunos de los principales síntomas de la posible pérdida:

  • Sensación de pesadez en los oídos o taponamiento.
  • No entender a la primera una conversación y pedir frecuentemente a tu interlocutor que repita la conversación.
  • Subir constantemente el volumen de la televisión por no entenderla claramente.
  • No ser capaz de mantener una conversación en ambientes poco favorables con gran nivel de ruido.
  • Zumbidos.
  • Oír los ruidos amortiguados.
  • Tener que estar sumamente  concentrado para seguir la conversación de la persona que me habla.
  • Recurrir a intentar leer los labios de mi interlocutor para seguir la conversación
  • Detectar que entiendo mejor unas letras que otras y que escucho mal algunos sonidos recurrentes de la vida diaria como el teléfono.

Si usted nota algún síntoma fuera de la normalidad, acuda a un otorrinolaringólogo para una revisión.

ABOUT THE AUTHOR

admin

Leave A Comment